En vísperas de Navidad, cuidadores del Programa de Dependencia Severa de Cesfam Centenario recibieron presentes

52

Actualmente lo integran 70 usuarios, distribuidos en la comuna en sectores de Cesfam Centenario A, B y C; Cecosf Juan Pablo II y Posta Rural de Río Blanco

Se acerca una fecha especial, y desde el Programa de atención domiciliaria a personas con Dependencia Severa de Cesfam Centenario han querido resaltar la labor que cumplen los cuidadores dentro de sus entornos familiares, sobre todo en un año que ha sido particularmente complejo para quienes tienen la misión de velar por madres, padres o hijos que necesitan de cuidados y apoyo.

Nicolás Salinas, kinesiólogo encargado del Programa de Dependencia Severa dijo: “ser cuidador es un trabajo muy difícil, se hacen cargo en todo sentido de un usuario y por eso queremos apoyarlos reconociendo lo que hacen, que es sumamente importante. Nosotros como cesfam aportamos con el granito de arena como profesionales, pero gran parte del trabajo se lo llevan los cuidadores”.

El Programa de Dependencia se organizó junto al Programa Más Adultos Mayores Autovalentes y Promos, desplazándose a los domicilios de cada usuario para entregar un presente, una carta de agradecimiento por la fundamental misión que realizan. También, se entregó pan de pascua por parte del municipio para cada persona mayor. “Entregamos con mucho cariño este pan de pascua y una plantita, una suculenta que simboliza la vida, además de un kit de curaciones como aporte a nuestros cuidadores y nuestros usuarios”, agregó Salinas.

Los cuidadores se mostraron sorprendidos y agradecidos al recibir la visita desde Cesfam Centenario. Geovanna Araya cuida a su mamá quien ingresó hace cinco meses al programa: “ahora me han hecho más ánimo para seguir viendo a mi mamá, gracias por preocuparse por los adultos mayores”. Por su parte María Victoria Sandoval, junto a su hermana vela por el cuidado de sus padres de 98 y 96 años: “a pesar de toda la contingencia hemos tenido bastante ayuda. Es bueno que se acuerden de nosotros, porque los cuidadores tenemos una gran responsabilidad y bastante trabajo”.

Fernanda Iturrieta trabaja como TENS del Hogar Casa de María. Debido a la pandemia tuvieron que suspender todo tipo de visitas para resguardar a las personas mayores, por lo que han redoblado sus esfuerzos en mucha contención: “ha sido bastante caótico, el no poder salir o ver a sus familias ha sido complicado. Se hace difícil, las video llamadas nos han servido bastante. Que vengan desde cesfam me encantó, es bueno que nos consideren en este tipo de actividades”.

En tanto Víctor González señala que su mamá es parte del programa, siendo atendida por kinesiólogos y enfermeras, recibiendo sus medicamentos en domicilio: “se han portado un siete. Se ve que están preocupados de ella que es lo principal. Espero todos pasen bonitas fiestas en casa compartiendo con la familia más cercana solamente para cuidarnos”.

Actualmente el programa lo integran 70 usuarios, distribuidos en la comuna en sectores de Cesfam Centenario A, B y C; Cecosf Juan Pablo II y Posta Rural de Río Blanco.