En Diócesis de San Felipe se crearon y renuevaron las Delegaciones Episcopales

31

Mediante decretos promulgados el día 25 de septiembre de año 2020 se crean y renuevan las Delegaciones Episcopales por 3 años.

Tras la llegada del Padre Gonzalo Bravo Álvarez, como Obispo titular, la Diócesis de San Felipe de Aconcagua inició un camino de renovación de sus estructuras pastorales, las que están al servicio de las comunidades de fe de los Decanatos de Petorca, Los Andes y San Felipe.

Pensando en el servicio evangelizador en los valles del interior de la Región de Valparaíso, el Obispo diocesano renovó las delegaciones episcopales creadas en el año 2019 y a procedió a crear otras que atenderán pastorales ambientales como Familia, Comunicaciones, Familia, entre otras.

Así, el decreto del Obispado de San Felipe, fechado el 25 de septiembre del año en curso renovó las siguientes Delegaciones:

  • Delegación Episcopal de la Piedad Popular y los Bailes Religiosos: Delegado Pbro. Luis Felipe Vergara Vera.
  • Delegación Episcopal de la Pastoral Social: Delegado Pbro. Claudio Acevedo López.
  • Delegación Episcopal de la Vida y Formación del Clero. Delegado Pbro. Gustavo Adolfo Morales López.
  • Delegación Episcopal de Recursos Humanos, Administración y CALI. Delegado Pbro. Andrés Rodríguez Cataldo.

Junto a ellos se nombró a nuevos Delegados Episcopales por tres años en:

  • Delegación Episcopal de la Pastoral Juvenil. Se nombra como Delegado Episcopal al Pbro. Enzo Carrasco Peña
  • Delegación Episcopal para los Agentes evangelizadores. Se nombra como Delegado Episcopal al Pbro. Cristóbal Miranda Vilches.

En el misma fecha se erigieron las siguientes Delegaciones y nombró a sus responsables:

  • Delegación Episcopal de la Familia. Delegados Episcopales matrimonio de Andrés Francisco Figari Cruz y María del Pilar Báez Castro.
  • Delegación Episcopal del Medio Ambiente. Delegado Episcopal Francisco Javier García Verdejo.
  • Delegación Episcopal de las Comunicaciones. Delegado Episcopal Pbro. Sergio Barahona Herrera.

El Obispo Gonzalo Bravo y la Iglesia diocesana de Aconcagua y Petorca encomiendan a las oraciones de todos las Delegaciones, sus encargados y los equipos humanos que conformaran para el trabajo evangelizador de tantos hombres y mujeres que viven su fe en estas provincias.

Fuente: Oficina  de Comunicaciones