Sínodo Amazónico. Presidente de la CLAR: El Sínodo, un movilizador en la Amazonia

88

“El proceso sinodal, la recepción y aplicación de Querida Amazonia, los pasos hacia una Iglesia con rostro amazónico, y los desafíos que aún quedan para promover una ecología integral”, son los temas al centro de la entrevista con la Presidente de la Confederación Caribeña y Latinoamericana de Religiosas y Religiosos (CLAR), en el marco del primer aniversario del Sínodo Panamazónico.

“A un año de la experiencia, me impresiona la coherencia que existe entre el Instrumentum laboris, el Documento Final y la Exhortación Apostólica ‘Querida Amazonia’ en puntos fundamentales como por ejemplo, escuchar el grito de la Madre Tierra agredida y gravemente herida por este modelo económico de desarrollo que termina siendo en muchos casos depredador y ecocida, que mata, que saquea, que destruye, que descarta”, lo dijo la Hermana Gloria Liliana Franco Echeverri, ODN, Presidente de la Confederación Caribeña y Latinoamericana de Religiosas y Religiosos (CLAR), al trazar un balance de la Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para la Región Panamazónica, llevado a cabo del 6 al 27 de octubre de 2019.

Después del Sínodo ha seguido la reflexión y acción

Al celebrarse el primer Aniversario del Sínodo Panamazónico, la Religiosa colombiana señaló que, este evento eclesial “ha sido un proceso profundamente vital, un auténtico kairos, como la constatación de un proceso en el que ha sido fundamental la escucha presinodal, las voces del territorio resonaron y siguen resonando con fuerza hoy”. El espíritu sinodal, agregó la Presidente de la CLAR, nos ha puesto de cara la vida, a su cuidado y defensa, la sensación es que la vida no para de fluir en la Amazonía y después de la Asamblea sinodal, lo que ha seguido es la reflexión y la acción en el territorio y sin lugar a dudas que “escuchar”, nos va conduciendo a la conversión.

El Sínodo se ha convertido en un movilizador en la Amazonia

Asimismo, la Hermana Liliana Franco resaltó que, hay muchísima sintonía en la llamada a una ecología integral capaz de acoger ese clamor de la tierra, de las culturas, de los más pobres. “La experiencia que tengo – señaló la Presidente de la CLAR – es que en el territorio, el Sínodo se ha convertido en un movilizador a tal punto que a finales de este mes de octubre, tendremos ya la primera Asamblea Eclesial Plenaria, fruto de este proceso que viene haciendo la CEAMA (Conferencia Eclesial de la Amazonia)”.

“Querida Amazonia” entre los pueblos amazónicos

Al referirse a la recepción y aplicación de la Exhortación Apostólica Postsinodal “Querida Amazonia” en los territorios amazónicos, la Religiosa destacó que, “el Documento se ha aplicado en tiempo de pandemia, en tiempo de crisis y esto ha hecho más visibles las brechas que existen en esa hermosura qué es la Amazonía”. A pesar de ello, puntualizó la Hermana Liliana Franco, no ha cesado el empeño por el encuentro, “son múltiples y muy variadas las instancias que hacen eco en las apuestas y propuestas del Documento Final, de los llamados a la conversión, y en esto la tecnología nos ha ayudado a seguir tejiendo la red desde muchos frentes, seguimos en estado de reflexión y en disposición para la acción. La REPAM, los equipos itinerantes por la Amazonia, el CELAM, la CLAR, la REIBA y ahora la CEAMA todos unidos en una misma pasión, esa pasión es la vida, el cuidado de la vida y la opción por una ecología integral y por la defensa de la dignidad humana, de la tierra y de las culturas”.

La CLAR comprometida en los procesos de educación inculturada

En este contexto de reflexión y de acción, la Presidente de la CLAR señaló que, los Religiosos y Religiosas comprometidos en la acción misionera en la Amazonia, no han parado de participar, de hacer el camino con otros, de sumar a esas dinámicas reflexivas y formativas. “Nos hemos dispuesto a acompañar a la gente en el territorio – subrayó la Hermana Liliana Franco – hemos motivado a una vida religiosa más misionera, hemos estado este tiempo de pandemia también liderando campañas solidarias que hagan posible las mejores condiciones de salud para los pobladores de la Amazonia. Y ahora estamos muy decididos a animar el caminar de la REIBA (Red de Educación Intercultural Bilingüe en la Amazonia) motivando a los Religiosos del continente a ir en condición de voluntarios al territorio para tejer procesos de educación inculturada”.

Los desafíos que aún quedan para promover una ecología integral

La Religiosa colombiana también explicó que aún quedan varios desafíos para promover una ecología integral. “De un lado, para promover una ecología integral será necesario fortalecer el Observatorio de la realidad que haga posible dimensionar con certeza los desafíos que existen en el territorio. Además, agregó la Hermana Liliana Franco, se tiene que continuar fortaleciendo la dinámica de la red y el trabajo con otros para unirnos en la defensa de la vida, también en la denuncia de la violación de los derechos humanos y la destrucción extractivista”. Asimismo, dijo que es impresionante como este tiempo han asesinado muchos líderes sociales, por eso pues tenemos que empeñarnos en la defensa de la vida y en promover líneas de acción institucionales que hagan posible el respeto del medio ambiente. También creo, agregó, que será muy importante todo el empeño en programas de formación y cuidado. El llamado a trabajar en red como aliados de los movimientos sociales de base para anunciar proféticamente puesto un itinerario que tenga que ver también con la justicia en el territorio.

Hacia una Iglesia con rostro amazónico

Finalmente, al referirse a los sueños de Querida Amazonia y de una Iglesia con rostro amazónico, la Presidente de la CLAR destacó que,  “el desafío será seguir trabajando por una Iglesia que valore y respete las entidades culturales, el modo propio de organización comunitaria a través de pues una pastoral que pueda ser inculturada, participativa”. “Por ello, es necesario seguir ayudando a que se supere pues toda forma de clericalismo y que podamos vivir realmente en fraternidad y solidaridad y al servicio de los valores evangélicos que animan a relaciones sanas entre autoridades y miembros de la comunidad. También, será necesario seguir profundizando en ese proceso de conversión y reconciliación y en el plano del servicio ministerial de la misión de la mujer y de los laicos en la Iglesia, tenemos mucho aún por caminar”.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano