ALBERTO FERNÁNDEZ RESPALDA EL ENDURECIMIENTO DE LA POLÍTICA CAMBIARIA FRENTE A LAS NECESIDADES DE ARGENTINA

35

“Construimos esta lógica de la economía, una economía que ya no promueve más la especulación y quiere que el dólar deje de ser un mecanismo de especulación y una variable con la que algunos acumulen”, dijo el presidente del país vecino.

El presidente argentino, Alberto Fernández, respaldó este miércoles las medidas del Banco Central que buscan frenar la compra de divisas al indicar que el país sudamericano las necesita para el sector productivo.

“Los dólares hacen falta para producir, no para guardar”, dijo el mandatario durante un acto público.

El Banco Central informó el martes que se aplicará una retención del 35% en concepto de Impuesto a las Ganancias a las compras de divisas para atesoramiento personal.

Este recargo se suma a otro impuesto del 30% que ya se aplicaba a la compra de dólares para ahorro, que se puede realizar hasta un cupo equivalente a 200 dólares al mes.

La medida fue adoptada para frenar la sangría de reservas del Banco Central que tiene en su tesoro 42.495 millones de dólares, según el último balance.

“Construimos esta lógica de la economía, una economía que ya no promueve más la especulación y quiere que el dólar deje de ser un mecanismo de especulación y una variable con la que algunos acumulen”, dijo Fernández.

La moneda argentina cotizó este miércoles a 79,55 pesos por dólar estadounidense en el mercado oficial, pero con la aplicación del impuesto y la retención por Ganancias llegaba a 131,25 pesos.

De acuerdo a las últimas medidas las compras con tarjeta en el exterior también serán computadas sobre el cupo mensual de divisas de 200 dólares.

También se desplegó una batería de controles sobre los movimientos en las cuentas de moneda extranjera.

Las medidas apuntan a restringir la demanda de dólares de los argentinos que buscan en la divisa un refugio de valor frente a la inflación que se proyecta cerrará 2020 en torno al 40%.

En los últimos meses el Banco Central ha perdido reservas a razón de 150 millones de dólares mensuales.

El cupo mensual equivalente a 200 dólares fue impuesto en las últimas semanas del gobierno del expresidente Mauricio Macri (2015-2019) para frenar la fuga de divisas.

Según un informe del Banco Central la fuga de divisas se triplicó entre 2015 y 2019 y alcanzó los 86.000 millones de dólares en esos cuatro años.

Fuente: La Nación.cl