19 de Agosto: Día Mundial de la Asistencia Humanitaria

148
Este año la celebración se produce cuando el mundo aún está luchando contra la pandemia COVID-19, uno de los desafíos más complejos para las operaciones humanitarias en todo el mundo. En entrevista a Vatican News, el Padre Martín Lasarte, salesiano de Don Bosco y miembro del Dicasterio para las Misiones salesianas, habló sobre la misión de los salesianos en el acompañamiento a los migrantes.

Ciudad del Vaticano

Este 19 de agosto, se celebra el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, instituido por las Naciones Unidas con el objetivo de rendir “tributo a los trabajadores humanitarios que han sido asesinados o resultaron heridos en desempeño de su labor, y honramos a todos los trabajadores humanitarios y los profesionales de la salud que continúan, a pesar de las dificultades, prestando asistencia y protección a millones de personas”.

Lucha contra la pandemia

Este año, la celebración se produce cuando el mundo aún está luchando contra la pandemia COVID-19, uno de los desafíos más complejos para las operaciones humanitarias en todo el mundo. Los trabajadores humanitarios están superando obstáculos de acceso sin precedentes para ayudar a las personas en crisis humanitarias en 54 países, así como en otros nueve países que han sido catapultados a la necesidad humanitaria por la pandemia COVID-19.

Crisis humanitaria global

En el mundo, los distintos conflictos armados y los desastres naturales, provocan no sólo destrucción sino también gran movimiento de poblaciones, refugiados en otros países, o desplazados internos que tiene que huir. Y en este tiempo, con la pandemia que está viviendo la humanidad, se está generando una profunda crisis humanitaria global. Situaciones que se viven especialmente en Oriente Medio, África, y en América Latina.

Migraciones en América Latina

En entrevista a Vatican News, el Padre Martín Lasarte, salesiano de Don Bosco y miembro del Dicasterio para las Misiones salesianas, hizo referencia a la migración en América Latina “sobre todo nuestros hermanos venezolanos que se han movilizado a otros países de América Latina y esto para la Iglesia ha sido, y es un desafío, una gran llamada de dar una respuesta a esta situación tan especial”. Luego hizo alusión a la “situación pandémica” del movimiento continuo de Centroamérica a México, o todos los que pasan por México con dirección EEUU y Canadá, reconociendo que “es una zona de ida y vuelta con tantas situaciones de sufrimiento de estas

“Yo estoy contigo, comparto contigo tu camino”

Sobre la respuesta de los salesianos a estas situaciones de crisis, el Padre Lasarte dijo: “los salesianos viven allí, no es simplemente una ayuda de servicio o de ayuda humanitaria, que son necesarias, sino que es la presencia que dice ‘yo estoy contigo, comparto contigo tu camino, tus sufrimientos, tus alegrías’”. “La Iglesia es sacramento de salvación –recordó el sacerdote-, no es simplemente un servicio humanitario genérico, sino que es una presencia amiga que comparte el mismo destino de sus destinatarios”.

Misiones Salesianas

En un mundo en continua movilidad, Misiones Salesianas y la Congregación de Don Bosco, responden con el llamado a evangelizar a la juventud y educarla. Tienen más de un millón de estudiantes en sus escuelas y siguen de cerca la situación de cada uno de ellos. Acompañan a más de 600 mil personas en situación de marginalidad, en centros dedicado a chicos de la calle, en los campos de refugiados y de desplazados internos. Los salesianos tienen un espíritu misionero desde los tiempos de Don Bosco, ahora están en 135 países, con sus diferentes desafíos.