INVESTIGACIÓN REVELA QUE ACCIDENTE FERROVIARIO EN ESCOCIA SE DEBIÓ A DESLIZAMIENTO DE TIERRA

58

El tren salió a las 06:38 hrs (05:38 GMT) del miércoles desde Aberdeen con destino a Glasgow y descarriló cerca de Stonehaven, unos 25 kilómetros al sur de la primera, en una zona afectada por fuertes lluvias que provocaron inundaciones y deslizamientos de tierra.

El descarrilamiento de un tren en el noreste de Escocia el pasado miércoles, que provocó tres muertos, se debió a un deslizamiento de tierra, indicó este viernes la Dirección de investigaciones de accidentes ferroviarios (RAIB).

El tren salió a las 06:38 hrs (05:38 GMT) del miércoles desde Aberdeen con destino a Glasgow y descarriló cerca de Stonehaven, unos 25 kilómetros al sur de la primera, en una zona afectada por fuertes lluvias que provocaron inundaciones y deslizamientos de tierra.

Los seis vagones del tren descarrilaron tras haber chocado con la tierra movida por un deslizamiento, 2,25 kilómetros al nordeste de Carmont, en el Aberdeenshire”, explicó el viernes la Dirección de investigaciones.

Sólo nueve personas se encontraban en el tren, un número pequeño debido a las nuevas restricciones por el coronavirus que se introdujeron la semana pasada en la región, precisaron las autoridades.

Las tres víctimas fallecieron en el lugar del accidente. Entre ellas se encontraba el conductor del tren, de 45 años y padre de tres hijos, otro agente ferroviario y un pasajero.

Según la RAIB, el tren realizaba su recorrido normal tras haber salido de Stonehaven, hasta que al conductor le notificaron un deslizamiento de tierra en la zona de Carmont, por lo que dio media vuelta para regresar hacia Aberdeen.

“Tras haber recorrido 2,25 kilómetros, el tren chocó con (otro) deslizamiento de tierra que cubría la vía y descarriló”, indicó la RAIB.

“Aunque la vía giraba hacia la derecha, el tren siguió recto durante 90 metros hasta llegar al parapeto de un puente”, explicó el organismo británico, que precisó que el primer vagón “continuó por el puente hasta caer”, al igual que el tercer vagón.

El ministro británico de Transportes, Grant Shapps, pidió el jueves a la Network Rail, que gestiona la red ferroviaria británica, las primeras conclusiones de un informe sobre la seguridad de la red.

Fuente: La Nación.cl