Destacamento de Montaña N° 3 Yungay conmemoró el Combate de La Concepción y el Día del Emblema Nacional

36

De manera especial, ya que por la pandemia de coronavirus no se realizó el tradicional Juramento a la Bandera.

Con una ceremonia sencilla pero muy emotiva realizada a las 8:00 horas de ayer en el Patio de Honor Bernardo O’Higgins, como iniciación del servicio, el Destacamento de Montaña N° 3 Yungay conmemoró el 138° aniversario del Combate de La Concepción y el Día del Emblema Nacional.

La actividad fue presidida por el coronel Patricio Ochoa Peñailillo, comandante de la unidad militar y de la Guarnición Ejército Aconcagua, contando con la participación de un número reducido de oficiales, clases y soldados.

En esta oportunidad y a raíz de la pandemia de coronavirus no se pudo efectuar por parte de los efectivos el tradicional Juramento a la Bandera, que se lleva a cabo de manera pública y al que asiste gran cantidad de personas, especialmente familiares de quienes prestan su juramento.

Durante la ceremonia se izó el Pabellón Nacional a los acordes del Himno Patrio, que fue coreado por todos los presentes.

Posteriormente, el comandante realizó una alocución sobre los hechos más heroicos de la historia militar de Chile y destacó diversos aspectos, a continuación se procedió al toque de silencio en honor a los 77 chacabucanos que rindieron su vida en la sierra peruana y el capellán del destacamento, padre Omar Orellana Manríquez, efectuó una reflexión e impartió la bendición.

“VALORAMOS EL IMPORTANTE LEGADO QUE NUESTROS ANTEPASADOS NOS DEJARON”

En parte de sus palabras, el coronel Ochoa recordó que los días 9 y 10 de julio de 1882 se vivió la gesta heroica que marcó la historia de Chile y, en especial, del Ejército, “cuando un total de 76 chilenos de la 4ª Compañía del Batallón Chacabuco, al mando del capitán Ignacio Carrera Pinto, y uno del Batallón Lautaro se enfrentaron a cerca de 1.300 peruanos en la localidad de La Concepción, pequeño poblado que había sido un asentamiento Inca y que, por ese entonces, estaba siendo ocupado por una guarnición del Ejército chileno”.

Resaltó que fueron jóvenes que lucharon por Chile en tierras extranjeras durante la Guerra del Pacífico, donde entregaron sus vidas y muchos de sus cuerpos quedaron sepultados tanto en el desierto como en la sierra peruana. “Sin embargo, el recuerdo de los hechos acaecidos permanece hasta el día de hoy en nuestras mentes y corazones de los soldados, quienes valoramos el importante legado que nuestros antepasados nos dejaron”.

LA BANDERA, TESTIGO DE LA VALENTÍA Y ARROJO DE LOS 77 SOLDADOS

Dijo que la única sobreviviente y testigo de la valentía y arrojo de los 77 soldados del Ejército chileno fue nuestra bandera nacional y quienes la mantuvieron izada estoica durante todo el combate, motivo por el cual se estableció el 9 de julio de cada año como el Día Nacional de la Bandera.

“También, desde 1939, las Fuerzas Armadas realizan su Juramento a la Bandera cada 9 o 10 de julio, reafirmando su compromiso con la Patria y donde cada integrante enfatiza que servirá al país ‘hasta rendir la vida si fuese necesario’”. Lamentablemente este año es diferente, ya que no escucharemos esas voces henchidas de emoción que acostumbramos a oír; sin embargo, hoy más que nunca se hace palpable el juramento que cada integrante efectuó, de servir fielmente a nuestra patria y compatriotas, como la acción que está efectuando nuestra institución durante este estado de excepción constitucional de emergencia y catástrofe, que refleja el compromiso permanente del Ejército de Chile y de sus más de 45 mil hombres y mujeres”.

Hizo hincapié que el Combate de La Concepción no solo refleja la profunda vocación del servicio y amor a Chile de los soldados de antaño, sino que impregnan valores sublimes como el honor, valor y disciplina “que guían el actuar de todos quienes pertenecemos a nuestro Ejército Bicentenario, en el cumplimiento de las misiones que se nos encomiendan. Por los hechos y motivos antes mencionados, los herederos del 3° de Línea saludamos y rendimos un homenaje a los 77 jóvenes militares que murieron defendiendo a Chile en la gesta heroica de la Concepción y como su comandante los insto e invito a renovar día a día el compromiso con nuestro Ejército y querida Patria, teniendo como vivo ejemplo a los héroes de ayer y como testigos eterno nuestro Emblema Nacional”, expresó.

Fuente:El Andino.cl