Vecinos exigen reapertura de ascensores de Valparaíso y presentan acción legal contra municipalidad

155

Como ilegal y arbitraria fue denunciada la decisión de la Municipalidad de Valparaíso de cerrar los ascensores Cordillera y San Agustín por parte de residentes del sector, quienes solicitan revertir la medida decretada para evitar contagios por coronavirus.

A través de un recurso de protección ingresado ante la Corte de Apelaciones de esa ciudad, la Junta de Vecinos Cordillera Parte Baja cuestiona la determinación de la casa edilicia, apuntando que la calidad de vida de quienes viven en la zona -principalmente de los adultos mayores- se ha visto gravemente afectada.

Varios de ellos, incluso, se han visto obligados a subir enormes escaleras, como la Cienfuegos y sus 164 peldaños, para ir a centros de salud, abastecerse de alimentos o recoger su jubilación, entre otros trámites esenciales.

Según cuenta Eduardo Cueto, presidente de la JJVV, el cierre de ambos ascensores les llamó la atención, pues los otros medios de transporte (que no dependen de la municipalidad) siguen funcionando de manera normal, pese a que para ellos representan un riesgo mayor para su salud.

“En un colectivo, el auto se completa con cuatro pasajeros y va toda la gente pegada. En la micro es exactamente lo mismo. Entonces también existe la posibilidad de que exista un contagio por usar un medio de transporte como esos”, señala.

Por contraparte -agrega- en los funiculares sí es posible establecer medidas sanitarias: “Son espaciosos, hay un distanciamiento dentro de los carros”.

A ello, se suman los bajos costos que representa el uso de los ascensores: $100 para público general y gratis para los adultos mayores. El taxi colectivo, en cambio, cuesta $600 y la micro $450.

Así -mediante la acción judicial presentada por Esteban Elórtegui, abogado pro bono de la Corporación La Matriz-, se pide que se decrete orden de no innovar, de modo que ambas estructuras reinicien sus actividades de inmediato, “adoptando las providencias y resguardos debidos (…) a fin de cautelar la vida, integridad física y psíquica de los vecinos del sector Cordillera Bajo en Valparaíso”.

Todo depende

Consultada la Municipalidad de Valparaíso por la posibilidad de reabrir los ascensores, Rodrigo Ruiz, encargado del modelo de confinamiento comunitario, explica que dependerá netamente de cómo avance la pandemia y de la evaluación de la medidas epidemiológicas que “habrá que ir siguiendo en el tiempo”.

Y si bien dice que están conscientes de que la mayoría de “los viajes están motivados por necesidades importantes de las personas”, agrega que el funcionamiento de las máquinas “permite el desplazamiento entre distintas áreas”, lo que generaría “aglomeraciones en algunos puntos del plan, que estamos tratando de evitar”.

En esa línea, indica que están trabajando para resolver las necesidades de la comunidad en las mismas zonas de confinamiento y evitar así los desplazamientos entre pie de cerro y el centro.

Fuente:Biobiochile.cl