La educación en sectores vulnerables y los desafíos que impone la pandemia

44

En entrevista con diario La Tercera, publicada este domingo 5 de julio, la directora ejecutiva de la Red Educacional Santo Tomás de Aquino profesora Sandra Urrutia Bravo, plantea el desafío de repensar la Escuela. “Necesitamos fortalecer la alianza escuela-familia y desarrollar la autonomía en los estudiantes”, destaca. “Nos encontramos en una situación en donde la educación ha sido fuertemente golpeada, producto de la pandemia”, argumenta.

En declaraciones al diario La Tercera la profesora Sandra Urrutia Bravo -magíster en Currículum y doctorado© en Ciencias de la Educación- sostuvo que, en este contexto de emergencia sanitaria, hoy la educación en sectores populares requiere “vincular a las familias de nuestros estudiantes, fortalecer el liderazgo del profesor jefe (PJ), propiciar el apoyo de las redes comunitarias (juntas de vecinos, parroquias, capillas, entre otros) y del Estado, para que nuestros estudiantes sigan recibiendo la educación de calidad que se merecen y que es un derecho inalienable del ser humano”.

¿De dónde surgen los desafíos expuestos anteriormente?
“De nuestra convicción de trabajar en equipo y en conjunto con todos los estamentos de la comunidad educativa de nuestros 8 colegios -responde la profesora Sandra Urrutia-; es así como en este tiempo de cuarentena y confinamiento, hemos indagado sobre la mirada que tienen apoderadas y apoderados, de modo que esas consideraciones nos permitan seguir ofreciendo una educación de calidad a nuestros estudiantes”.

“Nos encontramos en una situación -argumenta la experta- en donde la educación ha sido fuertemente golpeada, producto de la pandemia. El entorno escolar y el ambiente de aprendizaje han cambiado, obligando a los sistemas educativos a utilizar herramientas tecnológicas para poder garantizar el derecho de nuestros niños, niñas y adolescentes a recibir educación”.

Encuestas y consultas
“A partir de las encuestas realizadas a estudiantes y apoderados, hemos obtenido información muy relevante que nos ha permitido mejorar, por ejemplo, las clases online. Hemos capacitado a más de 600 docentes en el manejo de la plataforma Classroom; y hemos fortalecido la figura del profesor jefe (PJ), de manera que sea quien acompañe no solo a los alumnos y alumnas, sino también a sus familias. Es un acompañamiento socioemocional y pedagógico”, observa la directora ejecutiva de la Red Educacional Santo Tomás de Aquino, a la vez que subraya que otro dato relevante y que invita a las comunidades a incluir otros aprendizajes, tanto para apoderados como profesores, es la falta de autonomía en los estudiantes.

Respecto de resultados de encuesta a estudiantes, la profesora Sandra Urrutia destaca los siguientes datos: El 91,8 de los consultados no es partidario de retornar a clases presenciales si no está controlada la pandemia, por temor a contagiarse. Entre los problemas significativos mencionan: el 64, 8% el estado de ánimo (aburridos) y el 55,1 la mala conexión a internet.

¿Cuáles han sido las principales dificultades que han tenido los estudiantes de los colegios que forman parte de la Red, en estos meses sin clases presenciales?
Las dificultades derivan del contexto social en que viven. Tenemos un índice alto de vulnerabilidad (79% E. Básica y 82,2% E. Media), por lo tanto, en las familias de nuestros estudiantes hay problemas de hacinamiento, de pobreza, padres y madres sin trabajo. Hay dificultades de conexión a internet y de la calidad de dicha conectividad, junto con la falta de ánimo y aburrimiento. A pesar de problemas en la conectividad, hemos logrado comunicarnos con casi la totalidad de nuestros estudiantes, y así seguir trabajando en sus aprendizajes online en todas las asignaturas y niveles.

¿Cómo ve el futuro de la educación en este contexto?
Vivimos con muchas incertidumbres. Las cifras de enfermedades asociadas a la salud mental van en aumento y se teme que generen una alta deserción o interrupción de la trayectoria educativa. Sin embargo, soy optimista y tengo la esperanza de que saldremos adelante. Nos acompañan 150 años de historia, y como dicen nuestros obispos, de esta pandemia “no nos salvamos solos”, sino en comunidad. En nuestro caso, acompañando a nuestros estudiantes, padres y apoderados, profesores, asistentes de la educación y directivos docentes.

150 años liderando la educación escolar en sectores vulnerables
La Red Educacional Santo Tomás de Aquino fue creada el 21 de abril de 1870, por el entonces arzobispo de Santiago, Rafael Valentín Valdivieso, con el nombre de Sociedad de Escuelas Católicas Santo Tomás de Aquino. Hoy tiene 8 colegios, donde reciben educación diez mil seiscientos estudiantes. Los establecimientos que forman parte de la Red son: Liceo Miguel Rafael Prado (Independencia); Liceo José Domingo Cañas (Quilicura); Liceo San Francisco (San Ramón); Complejo Educacional Monseñor Luis Arturo Pérez (Pedro Aguirre Cerda); Liceo Sara Blinder (Santiago); Colegio Santa Marta (Ñuñoa); Escuela Nuestra Señora del Carmen y Colegio San Alberto Hurtado (ambos en Quilicura).

En el contexto de la emergencia sanitaria que vive el país, la institución ha facilitado dos de sus colegios como albergue para migrantes peruanos, el Liceo Sara Blinder, en la comuna de Santiago, y el Liceo Miguel Rafael Prado, en Independencia. Igualmente, todos sus establecimientos permanecen abiertos a la comunidad escolar con turnos éticos, para la entrega de las canastas de alimentos de la Junaeb, y guías de estudios.

Fuente: Comunicaciones Red Educacional Santo Tomás de Aquino