DÍA MUNDIAL CONTRA EL TRABAJO INFANTIL: FLAGELO SE AGUDIZA EN MEDIO DE LA CRISIS SANITARIA

152

La fecha, que fue instituida por la OIT en 2002, se conmemora este viernes en medio de la incertidumbre que ha generado la severa pandemia que azota al planeta. El Papa Francisco puso el acento en que “en la situación actual sanitaria de emergencia, en muchos países muchos niños y jóvenes se ven obligados a trabajar de manera inadecuada para su edad”. Según la Unicef, unos 150 millones de niños de entre 5 y 14 años de todo el mundo son obligados a trabajar.

El Día Mundial contra el Trabajo Infantil se conmemorará este viernes con más preocupación que otros años. Esta fecha, que fue instituida en 2002 por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), será recordada durante esta jornada en medio de la agudización del flagelo durante una de las pandemias más severas que han afectado al planeta.

Fue el propio Papa Francisco quien este miércoles puso el acento en cómo se ha acrecentado el fenómeno en los últimos meses y llamó a terminarlo de una vez. “En la situación actual sanitaria de emergencia, en muchos países muchos niños y jóvenes se ven obligados a trabajar de manera inadecuada para su edad, para ayudar a sus familias en condiciones de extrema pobreza”, denunció el Santo Padre.

De acuerdo a datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), unos 150 millones de niños, de entre 5 y 14 años de todo el mundo, son obligados a trabajar. Según datos de la OIT, 7,4 millones de niños en el mismo grupo de edad se dedican al trabajo doméstico, que se lleva a cabo de manera desproporcionada por niñas.

Los trabajadores domésticos –apunta la organización- se encuentran entre los más explotados y maltratados por una serie de razones, como la discriminación, la exclusión de las leyes laborales, el aislamiento, y su naturaleza oculta. Los niños tienen mayor riesgo, debido a su corta edad, la falta de conocimiento de sus derechos, la separación de su familia y la dependencia de su empleador.

SITUACIÓN EN CHILE

Si bien Chile es uno de los países con menor trabajo infantil en la región, se estima que en nuestro país, 3 de 46 niños, niñas y adolescentes trabajan.

Las últimas cifras que dan cuenta del flagelo son de 2012. El año pasado se iba a realizar un sondeo nacional, pero el trabajo de campo no se pudo llevar a cabo a causa del estallido social.

Según la Encuesta Nacional sobre Actividades de Niños, Niñas y Adolescentes (EANNA, 2012), realizada por el Ministerio de Desarrollo Social y Familia, Ministerio del Trabajo y Previsión Social y la OIT, permitió establecer que, de los 3.328.000 niños, niñas y adolescentes entre 5 y 17 años, 229.510 se encontraban ocupados. De ellos, 219.624 estaban realizando actividades consideradas como trabajo infantil.

Se detectó en esa ocasión que 94.025 eran niños y niñas, menores de 15 años, y 125.599 eran adolescentes, entre 15 y 17 años de edad. Es decir, del total de niños, niñas y adolescentes ocupados, sólo el 0,3% estaban realizando actividades protegidas (10 mil adolescentes entre 15 y 17 años con contrato de trabajo y cumpliendo con la normativa de contratación de adolescentes de manera protegida).

La mayor concentración de trabajo infantil se encontraba en la macrozona sur (9,58%), seguida de la Región Metropolitana (6,67%), la macrozona centro (5,77%) y la macrozona norte (5,15%). En tanto, el 9,7% de los niños y niñas que vivían en zonas rurales estaban en trabajo infantil, versus el 6,1% de aquellos que vivían en zonas urbanas. El 45,2% de del trabajo infantil se desarrollaba en el sector comercio.

Durante el año pasado, el Gobierno firmó un compromiso de cumplimiento de la meta 8.7 de la agenda 2030 de la ONU, que involucra las problemáticas de trabajo infantil, trata de personas y trabajo forzoso, donde establece una Hoja de Ruta 2019-2021 con la participación de las instituciones públicas, privadas y de la sociedad civil que componen la Comisión Nacional Asesora para la Prevención y Erradicación del Trabajo infantil, de la Subsecretaría del Trabajo, y la Mesa de Intersectorial Sobre la Trata de Personas de la Subsecretaría del Interior.

“EL FUTURO DE LAS FAMILIAS HUMANAS”

El Papa, tras celebrar la audiencia general en la biblioteca del palacio apostólico este miércoles, instó a las instituciones “para que pongan en práctica todos los esfuerzos posibles para proteger a los menores, llenando los vacíos económicos y sociales que subyacen a la dinámica distorsionada en la que desafortunadamente están involucrados”.

“Los niños son el futuro de la familia humana: ¡Todos tenemos la tarea de promover su crecimiento, salud y serenidad!”, agregó.

“Todos somos responsables de ello”, remarcó.

Fuente: La Nación.cl